Movilidad eléctrica: motocicleta
22 mayo 2024 Compartir en:

Movilidad eléctrica: realidad y perspectivas

El ecosistema industrial en torno a la movilidad eléctrica se abre paso en España con casi un centenar de empresas y centros tecnológicos activos en este sector. Además, sigue creciendo la producción de vehículos eléctricos y dispositivos asociados a la recarga de estos. Los expertos creen que los próximos 4 años supondrán una nueva revolución en el sector. Los nuevos tipos de baterías y los sistemas de recarga ultarrápidos serán dos factores clave para el crecimiento. Los avances incluso harán posible electrificar el transporte pesado por carretera. Por otro lado, se prevé una mayor exigencia en el reciclaje de baterías

El sector reclama medidas que impulsen la transición y permitan aprovechar las oportunidades de desarrollo industrial que ofrece esta tecnología. Solo el ámbito de la recarga de vehículos eléctricos requerirá invertir, al menos, 1.400 millones de euros hasta 2030.

El mercado de la movilidad eléctrica en España hoy

En 2023, los vehículos 100% eléctricos de cualquier tipo alcanzaron una cuota de mercado del 5,7% en España, tras aumentar un 46%. En Portugal la cuota es del 18,2%; en Francia, 17% y en Italia, 4,2%.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 fija un objetivo de 5,5 millones de vehículos eléctricos para 2030. Actualmente, el parque móvil español tiene 466.178 unidades de esta tipología. Para alcanzar la cifra indicada, tendrían que venderse unas 700.000 unidades hasta la fecha propuesta. Este objetivo no se considera alcanzable a día de hoy. Pero a continuación vemos las grandes oportunidades que existen en el sector de cara a un futuro cercano.

Perspectivas de la movilidad eléctrica a medio plazo

El mercado de la movilidad eléctrica crece a un ritmo muy elevado comparado con el resto de tecnologías. Los expertos esperan que las próximas innovaciones y cambios normativos abran una nueva etapa en su desarrollo hasta 2028. Una de ellas sería la llegada, a finales de 2024, del estándar de carga MCS, que permitirá velocidades por encima de 1MW. Desarrollado por la Asociación CharIN, está pensado para la recarga rápida de camiones eléctricos en un tiempo similar al de un turismo, con la misma tecnología de propulsión. 

También se esperan novedades en las baterías de coches eléctricos. Se prevé que sigan bajando de precio y aumentando su autonomía, ya que este sigue siendo su principal impedimento para un uso interurbano. 

El fabricante chino SAIC ha anunciado la llegada al mercado durante este año de la que podría ser la primera batería de estado 100% sólido producida en masa. Su principal ventaja es una mayor autonomía (en torno a 1.000 km) que las baterías actuales, junto con una velocidad de recarga superior a cualquier otra.

Reciclaje de baterías

Otro de los ámbitos en los que se esperan novedades es en el reciclaje de las baterías cuando llegan al final de su vida útil en los vehículos. Hasta ahora, se trataba de una actividad marginal, de hecho, en España solo hay una planta capaz de llegar a un reciclaje prácticamente total, creada por la empresa Minería Urbana. Pero se espera que viva un gran impulso a manos de la directiva European Battery Regulation, que establece la recogida del 63% de los residuos de pilas o baterías portátiles para finales de 2027 y del 73% en 2030.

Asimismo, establece un objetivo de recogida específico para los residuos de baterías de medios de transporte ligeros: un 51% para finales de 2028 y un 61% para finales de 2031. Finalmente, prescribe la recuperación del litio utilizado en pilas y baterías en un 50% para finales de 2027 y en un 80% para finales de 2031.

Retos de la movilidad eléctrica

Uno de los vectores de crecimiento para la movilidad eléctrica tiene que ver con el despliegue de la red de recarga pública para vehículos y otro tipo de medios de transporte. 

Desde el sector de la movilidad eléctrica se argumenta que España puede y debe asumir la mayor parte de la cadena de valor que implica electrificar la movilidad. En un artículo próximo veremos en detalle cómo está planteado el abordaje de los retos de la movilidad eléctrica en nuestro país y cuál es la hoja de ruta que el sector tiene trazada para lograr superarlos.

Compartir en: