Actualidad económica en España y la Unión Europea
17 junio 2024 Compartir en:

Actualidad económica en España y Europa 

La actualidad económica en España y Europa cuenta con novedades relevantes. El Banco de España ha mejorado la previsión de crecimiento del PIB (Producto Interior Bruto) al 2,3% este año, y mantiene la de 2025 en el 1,9%. El aumento de la estimación en 2024 es de cuatro décimas, similar a la del Fondo Monetario Internacional (FMI) de la semana pasada, que alcanzó el 2,4%.

En lo que respecta a la inflación, el Banco de España eleva tres décimas la proyección media de subidas de los precios en este 2024 al 3%, aunque espera que, en los próximos trimestres, la inflación de los alimentos continuará desacelerándose.

Claves de la previsión económica en España

Tanto el Banco de España como el FMI argumentan los mismos factores a la hora de razonar la previsión optimista que comparten ambos organismos:

  • El resultado positivo del primer trimestre de 2024, que tiene mucho que ver con la fortaleza del turismo.
  • Aumento del consumo de las familias y de la población, así como la mejora de la confianza de los ciudadanos.
  • Cierta reactivación de la inversión de las empresas, que aún está por debajo de su nivel prepandemia.
  • Previsión de contribución positiva de la demanda exterior neta al crecimiento del PIB, sustentada sobre todo en el turismo, pero también en exportaciones de otros servicios. 

En cuanto a las advertencias negativas del FMI, destaca el relativo a la inversión privada, que sigue estando por debajo de los niveles prepandemia y contribuye al bajo crecimiento de la productividad. Como respuesta a esta preocupación, el Ministerio de Economía confía en que los fondos NGEU den el impulso necesario para revertir este indicador.

En cualquier caso, y en consonancia con la estimación positiva del Ministerio, las previsiones económicas de la Comisión Europea estiman que el crecimiento de España superará al de la media de la zona euro, tanto este año como el que viene (consultar online el último informe del organismo).

Influencia de la crisis de vivienda en la previsión económica

La crisis del acceso a la vivienda en las grandes capitales y en algunos destinos turísticos (donde ha dado lugar al fenómeno de las viviendas para nómadas digitales) se señala desde otros organismos como una vulnerabilidad del crecimiento económico en España. Y lo es debido, principalmente, al peligro que representa para el consumo de las familias, pero también para el mercado laboral, al ser una variable que limita la movilidad de los trabajadores.

Como ya vimos en nuestro artículo sobre las nuevas formas Living en vivienda, la solución pasa por idear y fomentar nuevos modelos habitacionales que solucionen los actuales problemas de acceso a la vivienda, no solo de los jóvenes sino también de otros colectivos.

Además, también es clave la tendencia de cambio en la inversión inmobiliaria, gracias a la bajada de los tipos de interés del BCE, que juega un papel fundamental en la evolución que se espera en el sector inmobiliario. El organismo europeo anunció su primer recorte el pasado 6 de junio, dejando por el momento los tipos de interés en el 4,25%. 

Escenario económico europeo y perspectivas

En el contexto europeo, el PIB creció el 0,5% en el año 2023, tras una contracción en el tercer trimestre y un crecimiento nulo en el cuarto. 

Desde el comienzo de la guerra en Ucrania, acumula varios trimestres en estanflación (estancamiento o recesión de la economía, junto a un nivel alto o aumento de los precios y de la inflación y un aumento del desempleo).

Las últimas proyecciones macroeconómicas del último informe del Banco Central Europeo (BCE) de marzo de 2024 confirman que las perspectivas sobre el crecimiento del PIB europeo será débil en los próximos años.

Las claves económicas más recientes se resumen a lo siguiente: 

  • El crecimiento económico a corto plazo se mantendrá débil.
  • Las restrictivas condiciones de financiación son una de las razones fundamentales.
  • La influencia negativa de los bajos niveles de confianza es otro de los factores.

Se prevé que, con la bajada de la inflación, la recuperación de la renta de los hogares y el fortalecimiento de la demanda externa, el incremento del PIB real podría ser de un 0,6 % en 2024, un 1,5 % en 2025 y un 1,6 % en 2026.

En cuanto a la inflación, se estima que podría descender en los próximos años, aunque a un ritmo más lento que en 2023. La bajada sería del 5,4% de 2023 hasta el 2,3 % en 2024, el 2,0 % en 2025 y llegar al 1,9 % en 2026.

Compartir en: